Reconoce que eres co-creador de tu realidad

March 8, 2018

 

El Nuevo Paradigma sostiene que estás creando tu realidad a partir de tus pensamientos, emociones y acciones.Esta idea te aleja de la idea de que eres víctima de las circunstancias, las brujerías, el gobierno, tus padres, tu pareja, tus hijos, etc., y te acerca a la idea de que eres responsable de todo lo que te sucede.

Lo interesante y maravilloso de este paradigma es que el ser responsable de todo “lo malo” que pasa en tu vida, también eres el responsable de cambiarla. Solo se trata de trabajar con tu propia energía, tus acciones y tus pensamientos.

Tu co-creación no es consciente…todo lo contrario…es absolutamente inconciente. Es una co-creación entre tu alma y la energía vital de la Vida.

Entonces, ¿ cómo haces para cambiarla? Entendiendo que eres un ser físico, mental, emocional y espiritual…y trabajando con cada uno de esos aspectos. La clave está en preguntarte ¿por qué me está pasando esto? ¿Qué tengo que aprender?

Muchas veces la respuesta puede ser “porque no he reconocido como soy amado” ,“porque no me creo el cuento de que soy abundante”, “porque tengo que reconocer mi fortaleza”.

 

El conocimiento de cómo funciona la energía de la Vida es importante al momento de reconocer la realidad.Por ejemplo, puede ser que quieras tener hijos y no puedes.

Entonces te tienes que preguntar si en ese lugar no estás colocando a alguien. Puede ser que seas la “madre” o el “padre” de alguno de tus padres, o de tus hermanos o de tu pareja. Entonces no hay “espacio” para que lleguen mas hijos, porque tú le están “diciendo” a la vida que ya tienes.

Si tu negocio no funciona tal vez puede ser que no le has dado el tiempo suficiente de maduración. Si observas la naturaleza te darás cuenta que todo tiene un tiempo: tu gestación llevó de 38 a 42 semanas, aprender a caminar al menos te llevó 15 meses.

Si plantas hoy un árbol de manzanas, se va a demorar algunos años en darte frutos. Para los negocios, las relaciones, los trabajos, también hay un tiempo de maduración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload