Cambiá tu pasado

December 12, 2018

 

En realidad lo que pasó no se puede cambiar, pero sí podés cambiar la visión de eso que pasó. Cuando cambiás la visión de algo limitante y terrible por algo constructivo, el pasado deja de ser una mochila pesada para convertirse en una herramienta para mejorar tu vida.

 

Un día llegó a mi consulta una mujer que quería hacerse una sesión porque sentía que tenía muchos temas por resolver con su padre. Me contó que, cuando sus padres se habían divorciado, ella perdió el contacto con tu papá. Eso sucedió cuando ella tenía 2 años y volvió a verlo cuando tenía 37.

 

Durante 35 años había tenido contacto sólo telefónicamente muy de vez en cuando. Siempre creyó y sintió que su padre no la amaba y que la había abandonado.

 

Con la aparición de las redes sociales, mi consultante fue contactada por un hermano paterno. Así se enteró de que su papá tenía un segundo matrimonio y 3 hijos, y que seguía viviendo en el mismo lugar donde había vivido con su mamá.

 

Un día, mi consultante amaneció inspirada y decidió viajar a visitar a su padre y conocer a sus hermanos. Al llegar a la casa del papá, se encuentra con 3 hermanos muy amorosos que sabían vida y obra de ella. 

 

Sus hermanos le contaron que desde que tenían uso de la razón, el papá siempre les contó de una hermana mayor que ellos tenían, producto de una relación anterior. Sabían que esta hermana vivía en la ciudad con su madre. Con los años les iba contando, muy orgulloso, de los logros de esa hija: que había terminado el colegio, que era atleta y que tenía ganados algunos torneos dentro y fuera del país, que estaba en la Universidad, que se había casado, que se había recibido de abogada, que ahora era fiscal, que se había comprado una casa, que le gustaban los perros y tenía 4, etc, etc.... Mi consultante estaba sorprendida porque en la casa de su padre hasta había fotos de ella mezcladas con las fotos de sus hermanos.

 

Cuando comenzamos la sesión, eligió comenzar a trabajar con el potencial de Iluminación. Cuando activás este potencial se genera en vos la capacidad de poder ver las sincronías que hay en tu vida.

 

Ahí comencé a hacerle ver que las limitaciones que ella veía de su niñez, por ejemplo, el abandono de su padre, era lo que la hacía la mujer que era ahora. Le pregunté como era su papá...y ella me contó que era un hombre que vivía en el campo y que era muy humilde. Apenas había ido algunos años al colegio y sabía lo básico para leer y escribir. Sus hermanos tenían destinos muy parecidos a los de su papá. Al trasmutar las emociones que ella sintió en su niñez (como el abandono, el desamparo, la baja autoestima), mi consultante me mira y noté en su mirada una luz que nunca había visto. Ella misma se dió cuenta de que en realidad, siempre había estado presente en el corazón de su padre y que este abandono que él hizo, permitió que ella, de la mano de su madre, pudiera acceder a otro estilo de vida. 

 

Días después, mi consultante me escribió para contarme que se había dado cuenta de que amaba la vida que tenía, que era feliz...y que eso fue así, gracias a que su mamá decidió dejar el campo y mudarse a la ciudad. 

 

¿Le cambió el pasado a mi consultante? No, para nada...pero si le cambió la visión de ese pasado. Se pudo liberar de esa emoción tan penosa que es sentirse abandonada.

 

Si a vos te pasa que te vienen recuerdos de momentos de tu vida en los que sentís que hay cosas sin resolver, podés pedirle a tu sabiduría interior que trasmute todas las emociones que están limitando esa situación, para que puedas verle el lado constructivo y el aprendizaje. Para eso, podés usar la siguiente frase:

 

"Yo Superior, trasmuten todas las emociones, votos, creencias y energías que están limitando en mi alma el poder ver el aprendizaje que esa situación dolorosa traía. Que todo sea trasmutado en la energía Original de mi Alma, que se activen todos mis potenciales espirituales y que se reestructure mi ADN original".

 

¿Estás preparad@?

 

Con amor,

 

Silvina Páez

 

 

 

 

. Le contaron que desde que tenían uso de la razón, su padre siempre les había hablado de su hermana que vivía 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload