El mapa de Alejandro Magno

January 26, 2019

 

Hace un par de semanas asistí al teatro a ver una conferencia de Alessandro Baricco sobre Alejandro Magno. 

Fue una experiencia extraordinaria. 

Además de lo entretenido del relato, que era traducido del italiano al español por una actriz chilena, llegó un momento en que la historia de la vida de Alejandro Magno y su conquista del Imperio Persa se transformó (en mi mapa mental) en una historia de desarrollo personal.

Baricco, casi al final,  nos cuenta porque Alejandro Magno llegó con su conquista hasta el valle del río Indo y no siguió mas allá de este lugar... porque el mapa que él utilizó para su campaña militar solo llegaba hasta ahí. Más allá de ese mapa estaba el "fin del mundo".

Entonces el relator nos cuenta que en realidad todos tenemos nuestros propios mapas mentales, es decir, la psiquis. 

Nuestro "mapa" de vida está limitado por nuestra "psiquis" que es el orden mental establecido por el funcionamiento del intelecto, la emoción y la voluntad. 

 

Mientras Baricco seguía con su exposición, mi cabeza no dejaba de pensar en la idea de como vos y yo podemos "ampliar" nuestro mapa mental. 

Y luego de varios días de consultarlo con la almohada he recibido algunas ideas (solo algunas) de cómo hacerlo:

 

1) Terapearse. Conversar con otra persona, neutral, sobre todo aquello que te apena y te preocupa. 

Cada vez que voy a terapia afino mi capacidad de empatizar con los procesos de otras personas. Comprender que la visión del mundo de otra persona puede ser diferente y totalmente válida. Invertir en terapia es lo mejor que he hecho en estos 43 años que tengo de vida. 

 

2) Aprender sobre cómo funcionamos los seres humanos. Tener conocimiento de cómo influye la historia en ti y en otros. No es lo mismo ser criado en un ambiente acogedor a vivir la experiencia de un hogar violento. 

Tampoco funciona igual la forma de ver la vida de un hombre o la de una mujer. 

Comprender como funcionamos las mujeres y como funcionan los hombres te puedo asegurar que hace mas nutritiva cualquier relación. 

 

3) Tener "dosis de realidad". Es decir, conectarnos y conocer como vive la mayor parte de la población. Sobre todo cuando se vive en un "raviol" como es mi caso. 

Vivo en una de las zonas mas lindas y costosas de Santiago de Chile. Me muevo muy poco porque la mayor parte de mi trabajo lo hago desde la oficina que tengo en mi casa. Mi "dosis de realidad" me la tomo cuando uso el transporte público para ir algún lugar. Sobre todo viajar en "las micros" que hay en Santiago, donde se viaja incómodo, con calor, suciedad, frenadas bruscas, malos tratos y tardan una eternidad de un lugar a otro. Y así viven la mayoría de las personas que habitan en esta ciudad. 

Cuando sientas que tu problema es que te quedaste sin auto, una buena dosis de realidad es tomar el transporte público y ver que así lo hace la mayoría de la gente todos los días.

He tenido personas que sus problemas pasaban por no poder viajar en business class en sus vacaciones, o cambiar el auto por un 0 km, o tener que vender un auto (y quedarse con solo 2) porque estaban cortos de dinero, o que la empleada no había puesto la mesa en forma correcta...temas que para la gran mayoría de la gente no son problemas, pero para sus mapas mentales, obviamente que lo son y son tan respetables como los otros.

Una buena dosis de realidad es también ir a la sala de espera en emergencias de un hospital o de un centro oncológico...ahí tus problemas van a pasar a ser mínimos considerando el sufrimiento de otros.

 

4) Ampliar los conocimientos. Educarse es una de las actividades mas fascinastes que un ser humano puede hacer.  Es la mejor inversión que se puede hacer en uno, luego de la terapia. 

Sentarse a escuchar un experto en algún tema es maravilloso. 

Educate todo lo que puedas. Googleá cuando no sepas algo. Investigá sobre los temas que no conocés y que te interesan. Buscá ayuda e informate sobre temas que tienen que ver con tu vida cotidiana y que no sabes como resolverlos (desde algo tan simple como pagar las cuentas de tu casa hasta como armar una empresa).

Estudiá historia. Conocer el pasado de cualquier civilización te hace comprender el presente de la sociedad en donde estás viviendo ahora. Conocer la historia te hace entender y tal vez, espero, no discriminar a los refugiados e inmigrantes actuales, porque es muy probable que tus abuelos o bisabuelos también lo fueron y pasaron por lo mismo que los refugiados modernos están pasando ahora. 

 

5) Si tenés posibilidades, viajá. 

Viajá a lugares de "choque cultural". Animate a conocer y vivenciar como se vive en otros lugares de este planeta. Vas a ver como te cambia la visión de lo que te cuentan a lo que realmente vivís. Observá como las personas pueden vivir felices en lugares que a vos jamás se te ocurriría pisar. 

 

Lo importante aquí es que tu mapa mental te haga feliz, y aceptar que los mapas de las personas que te rodean son diferentes al tuyo y te guste o no, ese mapa mental lo hace feliz o no y ahí es donde tiene que hacer su proceso de aprendizaje. 

 

Para cerrar, quiero contarte una anécdota que me pasó con un consultante. Es un hombre que se crió en una familia muy humilde y que con mucho esfuerzo logró tener un muy buen pasar económico. Vino a la consulta y me contó que tenía programado viajar con su esposa, sus dos hijos pequeños y su mamá  a República Dominicana. La mamá nunca había salido del país y tampoco conocía el mar. 

Le expliqué que era muy probable que para su madre iba ser complicado disfrutar de un viaje así porque en su mapa mental estaba la ciudad donde vivía y no mucho mas que eso.

Cuando este hombre volvió de su viaje vino a verme y a contarme que se había acordado mucho de mí, porque efectivamente su madre no había disfrutado en absoluto de las vacaciones.

Para ella fue terrible el viaje el avión, tener que comer cosas diferentes a las que estaba acostumbrada y el mar había sido casi un monstruo al que no se había podido acercar y que tenía miedo de que sus nietos fueran devorados por él. 

Gran aprendizaje para este hombre que comprendió que él (ni vos, ni yo) tenemos la capacidad de ampliar los mapas mentales de personas que están bien donde están.

 

Preocupate por ampliar tu propio mapa mental, ese te hará una personas mas flexible, tolerante e interesante, entre otras muchas cosas.

 

Con amor,

Silvina Páez

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload