Porque canalizo Freedom Healing

January 30, 2019

La historia de Freedom Healing está muy conectada a mi propia historia. Nací en Argentina en la ciudad de Bahía Blanca; y por ser mis padres practicantes espiritistas, desde niña viví en un hogar con creencias y prácticas espirituales. En mi casa era muy común hablar de vidas pasadas, médiums o espíritus. Mi trabajo y mi vida espiritual han sido aceptados por mi familia. Mi mamá y mis hermanas Corina y Sonia han aprendido Terapia de Respuesta Espiritual conmigo. Y Sonia ha sido una gran compañera y promotora de Freedom Healing en Argentina, además de ser una excelente alumna y terapeuta. Mi mamá, María Cristina Sabarots, ha también canalizado un sistema para tratar enfermedades físicas llamado Método de Apertura Espiritual, el cual he probado y es muy efectivo.

 

 A la edad de 21 años, siendo estudiante de abogacía, conocí Reiki, lo que produjo un cambio importante en mi vida ya que a partir de allí decidí seguir el camino espiritual y dejar los estudios de Derecho para dedicarse al aprendizaje y la práctica de Reiki. También en ese momento decidí mudarme a Buenos Aires con mi novio de ese entonces y mis gatos. Esa historia la cuento con mayor profundidad en mi libro “Yo recuerdo, yo soy”, publicado en el año 2013 por Editorial Lumen.

 

Con una práctica continua desde los 23 años, llegué a Chile a los 26 años para enseñar Reiki. En mayo de 2005 conocí la Terapia de Respuesta Espiritual, lo que significó un antes y un después en mi vida, porque me permitió expandir mi experiencia enseñando esta técnica en diferentes países y culturas (Chile, Argentina, Colombia, España, Brasil) dando talleres de manera constante, práctica tal que me ha permitido recibir la información de Freedom Healing.

 

En Noviembre de 2011, estando en un evento de Kryon en Bogotá, conocí a Marina Mecheva. Ella me contó que canalizaba a Kryon y que él le había dicho que solo había viajado para conocerme y darme un mensaje. Ese encuentro fue realmente mágico, porque en realidad mi viaje a Bogotá se produjo porque no pude viajar una semana antes y cambié el pasaje para ese día. Todo muy “coordinado” por Kryon desde “el otro lado del velo”. En ese viaje no pudimos hacer la canalización pero la hicimos el día 8 de Diciembre vía skype. En ese momento estaba en plena crisis existencial y en la canalización Kryon me explicó que todo estaba “armado” por ellos para que dejara de hacer lo que estaba haciendo y que me pusiera a hacer lo que me había comprometido a hacer antes de encarnar. En ese momento no entendí nada. Pero también me había dicho que lo iba a tener mas claro dentro de un mes, con mi “Yo evolucionado”. Al mes y algo, estaba con unos amigos haciendo un crucero por la Patagonia, y dentro del barco también se realizaba un evento de Kryon. Sentí que me estaba persiguiendo por todos lados. En una canalización, esta vez grupal, le pregunté desde mi corazón a Kryon que era lo que tenía que hacer, a qué me había comprometido, e inmediatamente vi una imagen que eran dos palabras con una paloma: “Freedom Healing”.

 

La traducción al español de Freedom Healing es “sanación para la libertad”. Ese era el nombre del trabajo que tenía que realiza a partir de ese momento.

 

Me costó un par de años asimilar lo que eso significaba, hasta que no me quedó otra opción que seguir ese camino. Ha sido un transitar por este nuevo camino con altos, bajos, tormentas, arco iris, pero siempre guiada desde el otro lado del velo por este ser maravilloso que es Kryon.

 

Muchas personas me habían hablado de Kryon, pero yo no tenía muy claro quien o que era.

 

Un día mi amigo Luis me dijo que se sentía un poco perdido y que quería una sesión. A mí se me ocurrió que mejor que una sesión conmigo era una canalización con Kryon. En esa canalización Luis le preguntó a Marina Mecheva quien era Kryon y ella respondió que era mejor que fuera él mismo quien respondiera. La respuesta fue algo así: “Hay una energía que moviliza las cosas en este planeta, y nosotros representamos a esa energía y traemos el mensaje de los procesos de evolución de este planeta”.

 

En Julio de 2012 estaba dictando un curso de Terapia de Respuesta Espiritual en Córdoba, Argentina. Recuerdo que iba a explicar un gráfico donde se hablaba de “los potenciales negativos del alma”. Mientras explicaba que era, sentí que mi Yo Superior me decía “eso no existe, porque en el amor de Dios no tenemos negatividad”. En ese momento me senté y sentí que esa era la última vez que dictaba ese curso, porque no puedo enseñar algo que mi propio Ser Superior me está indicando que no existe mas. De qué iba a vivir a partir de ese momento, no tenía idea, porque mi único ingreso eran mis sesiones y cursos de Terapia de Respuesta Espiritual.

 

A partir de ahí comenzó una etapa de reacomodamiento en mi vida para comenzar a entender que es Freedom Healing, que tenía que hacer y como hacerlo.

 

Comencé enseñando el sistema como algo muy parecido a la Terapia de Respuesta Espiritual con gráficos y péndulo. Pero dando una taller en Buenos Aires, caminando por detrás de una alumna “vi”, con los ojos del alma, que ella tenía una cartas que eran de Freedom Healing. Le comenté a Sandra (así se llama ella) lo que me había pasado y es el día de hoy que se acuerda de esa experiencia cada vez que ve las cartas.

 

Cuando llegué a Chile le pedí a Isabel Clemente, mi diseñadora gráfica, que diseñara las cartas de Freedom Healing. Pasó un mes y me llamó para decirme que no le venía ninguna idea. Y mientras ella me contaba eso por teléfono, comencé a escuchar la voz de mi Yo Superior que me decía que las tenía que hacer yo y que era “vibración de color”.

 

A mí me gusta mucho pintar, entonces a partir de ahí comencé mi tarea de canalizar esa vibración de color que significaba cada uno de los 33 potenciales espirituales. Me demoré 2 años en esa tarea. Fueron 35 pinturas realizadas en acrílico sobre tela. La gran mayoría en un formato de 40 por 50 centímetros y otras un poco mas grandes.

 

Los días que me sentía inspirada armaba mi “atelier” y me ponía a pintar con los colores que el Yo Superior me indicaba. Algunas veces usaba pincel y otras veces usaba mis manos. Cuando tenía 3 o 4 pinturas terminadas, tomaba un péndulo y preguntaba en el gráfico que potenciales espirituales correspondía a cada pintura. Así  fue como un buen día tuve el trabajo terminado.

 

Hay dos de esos potenciales que tienen una historia especial. Uno de ellos es el potencial de FORTALEZA.

 

Uno de esos días en los que estaba inspirada, estaba pintando y recordé que mi amigo Jorge Herrera Rogers (el compositor de la música de Freedom Healing) iba a ir con un grupo de seguidores de Kryon a realizar una canalización a la mina San José. Esa mina donde quedaron atrapados el 5 de Agosto de 2010 y durante 145 días, 33 mineros. Su rescate fue muy mágico y un ejemplo a nivel mundial. Según Kryon los 33 mineros simbolizan el nacimiento de un nuevo Ser Humano.

 

Llamé por teléfono a Jorge para que me cuente como había sido la experiencia y su relato fue muy conmovedor. Al llegar a la mina con un grupo de 90 seguidores de Kryon, en su mayoría extranjeros, solo había 4 o 5 chilenos, Jorge ve a 3 hombres y reconoce en ellos a uno de los 33 mineros. Muy emocionado se acerca a ellos y se da cuenta que en realidad son 3 de los 33 mineros. Jorge se emociona aún mas y les cuenta quienes eran estos “gringos” y que estaban haciendo ahí. Al escuchar la historia, ya eran 4 los que estaban movilizados y con lágrimas corriendo por los ojos. Cuando el resto del grupo se da cuenta de la situación y Jorge les explica, en inglés, quienes eran estos tres hombres aparecidos de la nada en el medio del desierto, todo el grupo llora de emoción. Mas de 90 personas emocionadas por este encuentro tan mágico y sincrónico.

 

Jorge invitó a los mineros a participar de la actividad que tenían programada para hacer en ese lugar, que era una canalización de Kryon a través de Lee Carroll,  y una meditación. Ellos participaron y Jorge me termina contando que todo ese día fue muy intenso y emotivo.

 

Termino mi llamada con Jorge y comienzo a pintar un lienzo con acrílicos en tonalidades de azul. De las 35 pinturas que hice, esta es una de las pocas que me gustan. Resultó ser un Árbol de la Vida azul, con un fondo en las mismas tonalidades.

 

A los 2 o 3 meses, cuando pregunto que potencial representa la pintura, Yo Superior me indica que es la FORTALEZA. Un año y medio después de estar editada e impresa esa primera edición de las cartas de Freedom Healing, me doy cuenta de la relación que hay entre el potencial y la historia de cuando pinté el cuadro. ¿Qué mejor representación que la historia de los mineros para simbolizar este potencial que tenemos los humanos?

 

Pero la historia no termina ahí. Hace muy pocos meses, a fines del 2017, me doy cuenta de que en el libro que acompaña a las cartas con la explicación de cómo usarlas y que significa cada potencial …la descripción del potencial de la fortaleza está en la página 33. ¿Solo coincidencia?

 

El otro potencial con historia es el potencial de la PASIÓN. Ese potencial lo pinté el día que un amigo me envió una foto muy especial. Él es piloto militar y tomó una foto desde una avión donde se podían ver otros aviones volando en formación en un atardecer muy hermoso.

 

Mi relación con él durante 10 años fue muy “especial” por llamarlo de alguna forma. Solo era una relación de “touch and go”. Pero para mí, su presencia física o telefónica me daba paz y una sensación de equilibrio. El tener contacto con él me generaba y me genera todavía, la activación de mi creatividad y el equilibrio de mis emociones con mis pensamientos.

 

Cuando se activa el potencial de pasión se activa en ti la capacidad de poder reconectarte con la idea original que te llevó a encarnar.

 

El día que él me envió la foto y pinté el cuadro que terminó siendo el potencial de PASIÓN, creí que él estaba conectado con su misión de vida al ser aviador. El tema está en que a mediados del 2016 deja de trabajar como piloto y comienza a ser el relacionar público de una marca de ropa.  En una de las pocas conversaciones que teníamos por Whatsapp me comenta de todo este gran cambio en su vida y me pide que vaya a la tienda donde está trabajando para hacerme pasar por clienta y ver como era la atención que daban los empleados. Fui a la tienda y lo pasé muy bien, jugando a probarme ropa de alta costura.

 

A los pocos días mirando Master Chef Chile veo que uno de los chef estaba vestido con la ropa de esa tienda, y le envío un mensaje para felicitarlo por el logro. Y él me responde “hay que hacerlo”. Ahí se me vino la idea de que tal vez, él podría hacer lo mismo por Freedom Healing, y sacarme del cascarón en el que estaba metida.

 

Estaba pasando por una etapa muy difícil en Freedom Healing. Estaba saturada y no sabía para donde salir. Había entregado a la vida el tema y en ese momento se me ocurrió que él podía ayudarme.

 

Le propuse trabajar conmigo y él me dijo que “feliz lo hacía”. Así fue como nuestra relación dio un giro de 360 grados, que hasta el día de hoy mi psicóloga me dice: ¿en que vida paralela teníamos esta situación?

 

Francisco se convirtió en el gerente general de Freedom Healing Sociedad por Acciones y se encargó durante todo el 2017 de organizar los cursos, además de hacer grandes aportes con sus ideas.

 

También ha tenido una gran influencia al decirme cosas que le “resonaban” como cambiar algunas frases. Fue él quien recibió que en vez de “energía de Freedom Healing” lo que activamos en el sistema es la “energía original del alma”. No cree en las cosas “New Age”, pero le gustan las cosas que hablo y ha sido un gran apoyo en esta etapa tan intensa de mi vida. Ahora sé que el potencial de PASIÓN no solo se refería a su gran amor por los aviones, sino también a su gran aporte a Freedom Healing.

 

En Noviembre del 2014 tenía todo el trabajo de pinturas finalizado. Ahora faltaba editar. No tenía muy claro si hacerlo a través de una editorial o hacerlo con editorial propia. No tenía idea como hacerlo, pero sentí que lo tenía que hacer así. No sabia para que servían las cartas. Al principio pensé que eran parte del marketing de Freedom Healing, pero luego me di cuenta que son la columna vertebral del sistema. Ellas me permitieron comprender de que se trata realmente la espiritualidad práctica.

 

Comencé a averiguar en imprentas como hacerlo y el en servicio de impuestos el cómo comercializarlas. Así fue que nació la necesidad de la sociedad y todo se armó en menos de una semana. Mi banco de ese entonces me dio un crédito para financiar la edición y así salieron a la luz en Febrero de 2015.  Hay un antes y un después de ese momento. A partir de ahí comenzaron los grandes cambios dentro del sistema.

 

Recién ahora, a principios del 2019 tengo la energía para nuevamente escribir y publicar una nueva edición.

 

Mis formas de canalización son varias. Comienzo por sentir un malestar, algo que estoy haciendo pero que me resuena que así no es y normalmente va acompañado de un sentimiento de tristeza y frustración. Finalizada esa etapa, tengo claridad en lo que viene.

 

A principios de 2017 sentí que las cartas me tenían aburrida y que no me gustaban mas. A los pocos día mi novio me dice “tienes que hacer cartas nuevas, pero cambiando el formato, hacerlas redondas para que fluya la energía”. Y así fue como se me vinieron las imágenes de las cartas que saldrán a la venta en los próximos meses.

 

Luego de recibir una sesión de Niño Interno de mi alumna Miroslava, que vive en Arizona, USA, me empoderé y en 15 días pinté los nuevos 33 potenciales espirituales. Una maravilla, lo que antes me demoré 2 años en pintar, ahora fueron 15 días.

 

Freedom Healing es una criatura que nació en Febrero de 2015. Tiene muy pocos años de vida, y estoy segura de que vivirá en el corazón de las personas por mucho tiempo.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload