La variable temporal

February 27, 2019

En este planeta existe una variable muy importante y que muchas veces no tomás en cuenta: el tiempo. Necesitás tiempo para crecer y nacer, aprender a caminar, a hablar, a leer, a escribir…etc, etc. También necesitas tiempo para sanar heridas, y para que tu sanación se manifieste en tu vida. Tus proyectos necesitan un proceso de tiempo para madurar y salir a la luz. Haz un equilibrio entre el actuar y el fluir con la energía de la vida. Cuando siembras un olivo, te demoras años en poder disfrutar las aceitunas. A veces, cuando las cosas suceden muy rápido es como armar una carpa… al primer viento, se vuela.

 

El conflicto con el tiempo se genera porque para el alma no existe el tiempo. Esa variable solo se da en esta dimensión. Además, estamos inmersos en una cultura del apuro y donde todo hay que hacerlo “ya” y tomar decisiones “ahora”.

 

He aprendido con el tiempo y las metidas de pata, que las respuestas “complicadas” o que involucran decisiones importantes en mejor darlas con una o dos noches de haberlo “consultado con la almohada”. Dormir genera que las emociones que nos pueden limitar a tomar una decisión desde el amor y el equilibrio se disipen. Para mí, dormir equivale a resetear el “disco duro del cerebro” y cuando vuelvo a encender mi computador mental, todo funciona mas claro y rápido.

 

En consulta he visto muchas veces personas sorprendidas por la reacción de otras personas. El ejemplo mas clásico es en las relaciones de pareja. Se sorprenden de la reacción de su pareja porque las dejan o porque les salen con un tema “nada que ver”. Cuando pregunto hace cuanto tiempo conocen a esa persona me dicen “10 meses”. Ese lapso de tiempo en la vida de una persona es nada. Lleva años conocer a una persona, si es que podemos llegar a conocerla realmente. La madre que me crió, en una totalmente diferente a la madre que tengo ahora a mis 43 años. La de ahora es mas empoderada, abundante, sabia y también un poco mas intolerante que la de antes, pero sigue conservado su carisma y su inmensa creatividad.

 

Si para formarnos como profesionales necesitamos cerca de 20 años de estudio, imaginate cuanto tiempo necesitamos para conocer a alguien. Los conflictos en los primeros meses de cualquier relación tienen que ver con parte del “conocerse” del otro. Cuando eso pasa, la pregunta es, si eso que vi lo puedo “sostener” o no.  En mi caso podría decir que para mí sería complicado mantener una relación con un hombre al que le guste consumir drogas o alcohol. Me ha sucedido he inmediatamente me alejo, porque es algo que no tolero. Una vez logré tener 2 citas con un chico. En la primera me insistía en tomar cerveza, y en la segunda se tomó solito casi una botella de whisky. No lo pude tolerar, segunda y última vez que lo ví.

 

Lo mismo me sucede con ciertos valores morales. En esos casos, no tengo ni siquiera una relación de amistad. No puedo tener amigos homofóbicos, clasistas o xenofóbicos.  Son aspectos que en algunos casos he descubierto al principio de la relación o mucho después. Como voy a tener amigos homofóbicos si tengo muchos amigos y amigas gays a los que amo y comparto mucho tiempo con ellos.

 

En cambio puedo mantener relaciones con personas que no compartan mis ideas políticas, religiosas o espirituales. Es mas, mis amigos no son del llamado “mundo espiritual”, pero con ellos tengo un universo de cosas por compartir.

 

En tiempo es clave también para tus proyectos. Cuando tenés una idea es como el instante de la concepción. Luego viene todo un proceso de gestación para salir a la luz y comenzar a crecer. Cuando tomás en cuenta eso, podés tomarte los tiempos y las cosas con mas calma.

 

Hay muchos ingenieros (sobre todo los que no tienen experiencia como empresarios) que arman todo un proyecto en papel y se desesperan cuando con el tiempo el proyecto no resulta lo que habían proyectado y cuando el proyecto se hace realidad termina siendo algo diferente a lo que se pensaba en un comienzo.

 

Cuando comencé con Freedom Healing pensé que iba a ser una técnica más sobre eliminar bloqueos. Nada que ver con lo que es hoy, un sistema de espiritualidad práctica, de espiritualidad para todos los días.

 

Habiendo sido instructora de otros sistemas de sanación como Reiki, Terapia de Respuesta Espiritual o Registros Akásicos sentía que la gran falla en esos sistemas, estaba en la poca y deficiente formación que tenemos como terapeutas. Técnicamente estaba perfecto, pero profesionalmente faltaba mucha formación. Cuando comencé a exigir mayor desarrollo personal en mis cursos, la gran mayoría de mis alumnos me odiaron y se alejaron.

El alto nivel de exigencia que puse en los cursos me llevó a tener muchos menos alumnos y a la quiebra financiera. Eso hizo que me replanteara si eso realmente podía ser así, y la verdad es que en el mundo de las terapias alternativas los cursos son cortos, muchos de ellos de un solo día o fin de semana, y tuve que hacer el cambio.

Pero todo ese proceso me llevó a conocerme mas, aprender mucho mas sobre como funcionamos los humanos y a cambiar mi estilo de vida.

Con el tiempo Freedom Healing fue evolucionando y adaptándose a las diferentes culturas donde se ha instalado.

 

El tiempo también es el mejor cicatrizante de heridas. Las heridas emocionales son iguales a las heridas físicas, algunas lleva días cicatrizar y otras, meses. Cuanto más grande y profundo es ese dolor (como la muerte de un ser querido), mas tiempo llevará sanar esa herida. No podés pretender seguir viviendo como siempre cuando alguien con el que vivías, ya no está. Si estuviste con esa persona 10, 15, 20 o 50 años, va a llevar sus buenos par de años acostumbrarse a que el otro no está.

 

En terapia he encontrado muchas personas que vienen, intentando de que ese dolor que sienten se vaya en una sesión. Eso es imposible e insano, porque el dolor es parte de la experiencia humana. Lo importante es que hacer durante ese tiempo. Es la mejor etapa para aprender a cuidarse de uno mismo, a reconocer quienes son las personas que verdaderamente te aman y también a quienes realmente amás vos. Cuidarte, mimarte, es lo mejor que podés hacer en ese momento. Una buena conversa con un buen vino o un buen café, es el mejor alimento para el alma.

 

Lo mismo sucede con el acostumbrarte a los cambios. Acostumbrarte a ser merecedor o abundante no es fácil. Romper los hábitos que nos limitan también. Si hace años que venís viviendo con muchas limitaciones, lleva muchos meses acostumbrarse a vivir siendo abundante. Y al revés también, si venís viviendo siendo muy abundante y de pronto llega una época de vacas flacas lleva su tiempo acostumbrarse a esa realidad.

 

Tené paciencia, cuando se inicia el cambio hacia una nueva versión tuya, no hay vuelta atrás. El Universo siempre te apoya a que te reinventes y te conviertas en una versión mejorada de vos.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload