El mejor terapeuta

March 26, 2019

Este año 2019 cumplo 44 años. La mujer que soy hoy es el resultado de todo lo que he vivido estos años de vida. Dentro mío habita la de 26 que estaba dando sus primeros pasos en Chile, la adolescente de 15 que se enamoraba y soñaba con tener su propia casa, la niña de 8 que soñaba con viajar a Machu Pichu, la de 3 que se creía Superman y la bebé que disfrutaba de comer sus primeros platos de arroz. Todas ellas habitan dentro de mí.

 

Cuando eres niño, eres dependiente. Ningún bebé humano puede sobrevivir si no hay un adulto que se haga cargo de él. El tema está en que ese niño dependiente que fuiste aparece en diferentes etapas de tu vida, y te puede hacer dependiente de otro adulto o entrar en relaciones tóxicas. El niño interno aparece cuando tienes miedo, cuando los problemas te superan, cuando te perdiste de la vida, cuando no sabes que hacer, cuando te abandonan, cuando muere alguien que amas, etc. En esos momentos que el niño aflora, tiene que haber un adulto que se haga cargo de él, lo sostenga, lo calme y lo proteja. Cuando eres adulto, también hay un adulto que habita en ti, y la idea es que en esos momentos de crisis que son parte de la vida, sea ese adulto, y no otro, el que se haga cargo de sostener a tu niño interno.

 

Con el ciclo de sesiones de Padre, Madre, Pareja y Niño interno busco activar ese adulto interno que habita en ti y que será el responsable de sostener tu niño interior.

 

En el nivel para ser Terapeuta Avanzado de Freedom Healing, te enseño a cómo realizar las sesiones de Padre, Madre, Pareja y Niño interno. Es un proceso tan hermoso, intenso y potente, que muchos alumnos psicólogos me han dicho que una sesión equivale a varios años de psicoterapia.

 

Este curso prefiero realizarlo en forma personalizada, porque es muy interesante lo que cada uno puede encontrar durante el aprendizaje de cómo hacer las sesiones.

 

En la primera clase te enseño a cómo realizar la sesión del padre interno. Comienzo por contarte cual es la importancia del padre en tu vida. Simbólicamente, la madre es el agua, es lo que te hidrata, te nutre y te alimenta, y el padre es el recipiente donde está contenida esa agua. Si ese recipiente tiene un pequeño agujero, por mas agua que recibas, no va a quedar ahí. Entonces comienzas por sanar ese recipiente, para lugar prepararte y poder recibir todo el agua que puedas sostener. Conversamos sobre tu papá, con algunas preguntas específicas sobre como, por ejemplo, era o es con el dinero. De tu discurso voy tomando aspectos limitantes o constructivos de tu papá y finalizada la charla, te hago una devolución de la imagen de tu padre en ti. Y de esa forma, te voy enseñando como buscar información en el discurso de tus futuros consultantes.

 

Luego continuamos la clase buscando potenciales espirituales para trasmutar los aspectos limitantes y activar los aspectos constructivos que hay de tu papá en ti, para finalizar el momento de investigación activando en el adulto que eres, la energía de tu padre interno, el padre que tu niño interno necesita. Y hacemos exactamente lo mismo en la tercera clase donde te enseño a cómo realizar la sesión de la madre interna.

 

Te enseño también a como realizar estas sesiones, con aquellas personas que no conocen a sus padres. Están los que no los vieron nunca y ni siquiera saben sus nombres. Pero han heredado en su ADN todo lo limitante y constructivo que ellos tenían o tienen. Y esos aspectos, por mas que no sepas cuales son, se trasmutan y se activan a través de los potenciales espirituales de Freedom Healing.

 

En la sexta clase, te enseño a cómo realizar la sesión de la Pareja Interna. Una sesión en donde te hago preguntas, que tal vez nunca te hiciste, como por ejemplo, que te gusta dar y que no te gusta recibir. A través de los potenciales espirituales, vamos a equilibrar tu capacidad de dar y recibir en equilibrio. De esa forma, finalizas con todas las relaciones en donde eres abusado o donde puedes estar abusando. Te empoderas y comienzas a tener relaciones equilibradas, donde te permites dar y donde también, te estás permitiendo recibir. A mí me pasa que cada vez que un alumno practica esta sesión conmigo, corto con alguna relación en donde la otra persona se abusa de mi bondad y mi tolerancia.

 

Luego de estas clases, ya estás listo para aprender a realizar la última sesión del ciclo que es la del Niño Interno. Ya te convertiste a través de las otras sesiones, en el mejor papá, la mejor mamá y la mejor pareja que tu niño necesita. Entones desde ahí, le vas a preguntar que es lo que necesita, lo vas a escuchar y te vas a comprometer a cumplir los deseos de ese niño, que pueden ser tan variados como ir a Tanzania o encontrar paz interior.

 

Poder realizar estas sesiones a otras personas, es una de las experiencias mas hermosas que vas a poder vivir en tu vida, porque te voy a enseñar a cómo cambiar la visión de un padre o una madre del terror, a un padre o una madre humana con esos defectos, pero con muchas virtudes.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload