No pidas desde la necesidad

April 4, 2019

El otro día tuve una charla muy interesante con una alumna, que estaba muy molesta porque había ido a una reunión, con su grupo de meditación, a realizar el Mapa del Tesoro 2019. En plena actividad la persona que guiaba el proceso le dijo que ella no tenía que pedir desde la necesidad, pero tampoco le aclaraba desde "donde" tenía que pedir.

 

También estaba molesta porque sentía que todo lo que le pide al Universo no se le concreta y eso le genera mucha frustración. 

 

El problema está en que cuando vos pedís desde la "necesidad" le estás diciendo al Universo que te falta algo para ser feliz: una casa, un auto, una pareja, un hijo, un viaje, un trabajo nuevo, etc. Y el Universo funciona mejor cuando la intención se basa en una emoción constructiva y no en una emoción limitante, como puede ser la frustración o la infelicidad.

 

Cuando pedís algo o realizás alguna acción basada en una energía limitante, el resultado no es el esperado. En cambio, cuando el pedido o la acción la basás en una emoción o energía constructiva, el Universo lo "lee" más rápido y el resultado también es mucho mas constructivo e incrementa la energía con la cual sostuviste el pedido.

 

Ejemplos prácticos. Si vos pedís tener mas dinero porque necesitás mas dinero para pagar deudas, por ejemplo, es muy probable que te llegue dinero pero, como está basado el pedido en "la necesidad", al poco tiempo vas a volver a estar con la misma deuda o con mas de las que tenías a un principio. Un amigo necesitaba ganar mas dinero para sostener a su familia. Consiguió al poco tiempo un trabajo en el cual ganaba el doble de dinero que en el trabajo anterior. A los seis meses, tenía mas deudas que las que tenía antes en el trabajo anterior. La felicidad que él pensaba tener al ganar mas dinero, no llegó hasta tomar conciencia de que lo que en realidad necesitaba era sentirse merecedor de tener mas dinero para vivir mas cómodo. 

 

Si vos pedís tener una pareja porque "necesitás" tener una pareja, es probable que lo que co-creás no sea lo que realmente te haga feliz. 

 

Entonces, ¿desde que energía tenés que pedir?. Desde el merecimiento. Decile al Universo que sos muy feliz así como estás, porque entendés que es la mejor forma de aprender, pero que te merecés tener mas dinero, un hijo, una pareja, un viaje, lo que vos quieras. 

 

¿Cómo llegás a ser feliz? Disfrutando el momento presente, que es lo único que tenés. 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload