Leyes espirituales: La ley del Tiempo


La tercera ley es la ley del Tiempo.

En este planeta tenemos una variable que es el tiempo.

El tiempo es el bien mas preciado que tenemos todos los seres vivos que estamos aquí encarnados en este Planeta Tierra. Esta variable debe haber sido creada para que las seres vivos maduren, desde los árboles hasta los humanos. Y pasa lo mismo con las relaciones, las emociones y los pensamientos. Todo evoluciona. Por eso, para tomar decisiones importantes, y a veces otras que no lo son tanto, es mejor tomarse un tiempo.

La consulta con la almohada es clave en este proceso. Antes de tomar una decisión importante como mudarte, cambiarte de trabajo, casarte, divorciarte, tener hijos, o lo que sea, dormí. Y antes de dormir, pedile a tu Sabiduría Interna que al despertar te de CLARIDAD ABSOLUTA de cual es la mejor decisión.

Tuve una consultante mexicana que lo único que quería era tener hijos. Cuando me pidió una consulta por skype tenía 42 años. Comenzamos las sesiones y al poco tiempo conoció un chico del que se enamoró y que estaba dispuesto a formar una familia. A los pocos meses, vienen de vacaciones a Chile, y tuve la dicha de poder conocerlos. Eran una pareja hermosa. Se notaba que había mucha química y amor entre ellos.

A los dos o tres meses de esa visita, ella me envía un Whatsapp y me cuenta que necesitaba urgente una sesión porque él la había abandonado y estaba muy mal. En la charla me contó que ya tenían fecha para la boda, habían comprado una casa en un lugar muy bonito del DF, y que, debido a la edad que ella tenía, habían ido al médico para ver la posibilidad de lograr un embarazo lo antes posible.

Los exámenes médicos de ella salieron perfectos, no tenía problemas de fertilidad. Pero los de él, salieron mal. Él sí tenía un problema para poder tener hijos. La primera solución que él médico le dio era una pequeña intervención quirúrgica y si eso no resultaba tenían que recurrir a la inseminación artificial.

Una semana después de recibir esta noticia, y un mes antes de la boda, él se fue de la casa diciéndole que ya no la amaba más y que no quería casarse con ella.

Mi querida consultante mexicana estaba sufriendo mas que cualquier protagonista de las famosas teleseries que se producen en México. Y no era para menos. Con vestido comprado, luna de miel pagada, iglesia reservada, salón, músicos, catering, todo listo, ahora tenía que enfrentar las preguntas de sus familiares y amigos, el dolor del abandono y el chisme que seguramente ya corría por toda la alta sociedad mexicana. Prácticamente había sido abandonada en el altar.

Normalmente cuando la persona está pasando por un momento tan doloroso y traumático, no realizo una sesión, sino que simplemente conversamos. Pero en este caso acepté tomar un par de cartas de Freedom Healing y ver que potenciales activar para ese momento.

No recuerdo que potenciales eran exactamente, pero lo que si tengo muy claro era la sensación que tuve en ese instante: ella quería ser madre y él no iba a poder cumplirle ese sueño, y fue en un gran acto de coraje y amor, que decidió dejarla para que ella tuviera la posibilidad de conseguir otro hombre que fuera fértil y pudiera hacerle su sueño realidad.

En ese momento mi querida mexicana casi me mata cuando le dije eso, pero a los pocos meses me escribió diciendo que ahora sí le hacía sentido y que ya estaba mejor.

Un año y medio después conoció a otro chico y se casó con él. Ya con casi 44 años, no era prioridad el tener familia, era algo que ella casi había descartado. Pero su nuevo esposo, si quería tener hijos y le insistió en intentarlo.

En forma natural y a los 45 años, fue mamá por primera vez. Su médico le confesó que era la mamá mas “vieja” que él había atendido y que con su embarazo y con su bebé sano había tirado por la borda todas las creencias que él y parte de la comunidad médica tenían con respecto a estos embarazos tardíos.

No conozco a su nuevo esposo ni a su bebé personalmente, tal vez lo haga en un viaje a México o tal vez ella quiera volver de vacaciones a Chile, pero en las fotos que me envía se la ve muy feliz y tiene un bebé hermoso y sano.

A veces no se entiende porque la vida hace ciertas jugadas. Pero si te dejás fluir por la energía de la Vida, te vas a dar cuenta porque.


80 vistas